Vamos a conocer un poco sobre la Hidrocefalia

http://youtu.be/Ew4Q652sAkI

El término hidrocefalia se deriva de las palabras griegas “hidro” que significa agua y “céfalo” que significa cabeza. Como indica su nombre, es una condición en la que la principal característica es la acumulación excesiva de líquido en el cerebro. Aunque la hidrocefalia se conocía antiguamente como “agua en el cerebro”, el “agua” es en realidad líquido cerebroespinal (LC) – un líquido claro que rodea el cerebro y la médula espinal. La acumulación excesiva de líquido cerebroespinal resulta en la dilatación anormal de los espacios en el cerebro llamados ventrículos. Esta dilatación ocasiona una presión potencialmente perjudicial en los tejidos del cerebro.

El líquido cerebroespinal normalmente circula a través del cerebro y la médula espinal y se absorbe en el torrente sanguíneo. Los niveles de LC en el cerebro pueden elevarse si:

  • Se bloquea el flujo de LC.
  • Éste no logra absorberse apropiadamente en la sangre.
  • El cerebro produce demasiada cantidad de dicho líquido.

El líquido cerebroespinal tiene tres funciones vitales importantes:

1) Mantener flotante el tejido cerebral, actuando como colchón o amortiguador.

2) Servir de vehículo para transportar los nutrientes al cerebro y eliminar los desechos.

3) Fluir entre el cráneo y la espina dorsal para compensar por los cambios en el volumen de sangre intracraneal (la cantidad de sangre dentro del cerebro).

El equilibrio entre la producción y la absorción de líquido cerebroespinal es de vital importancia. En condiciones ideales, el líquido es casi totalmente absorbido en la corriente sanguínea a medida que circula. Sin embargo, hay circunstancias que, cuando se hallan presentes, impedirán o perturbarán la producción de líquido cerebroespinal o que inhibirán su flujo normal. Cuando se perturba este equilibrio, resulta la hidrocefalia.

La hidrocefalia puede ser congénita o adquirida. La hidrocefalia congénita se halla presente al nacer y puede ser ocasionada por influencias ambientales durante el desarrollo del feto o por predisposición genética. La hidrocefalia adquirida se desarrolla en el momento del nacimiento o en un punto después. Este tipo de hidrocefalia puede afectar a las personas de todas las edades y puede ser ocasionado por una lesión o una enfermedad.

La hidrocefalia también puede ser comunicante o no comunicante. La hidrocefalia comunicante ocurre cuando el flujo del líquido cerebroespinal se ve bloqueado después de salir de los ventrículos. Esta forma se denomina comunicante porque el líquido cerebroespinal aún puede fluir entre los ventrículos, que permanecen abiertos. La hidrocefalia no comunicante – llamada también hidrocefalia “obstructiva”, ocurre cuando el flujo del líquido cerebroespinal se ve bloqueado a lo largo de una o más de las vías estrechas que conectan los ventrículos. Una de las causas más comunes de hidrocefalia es la “estenosis acuaductal”. En este caso, la hidrocefalia resulta de una estrechez del acueducto de Silvio, un pequeño conducto entre el tercero y cuarto ventrículo en la mitad del cerebro.

Hay dos formas más de hidrocefalia que no encajan claramente en las categorías descritas más arriba y que afectan principalmente a los adultos: la hidrocefalia ex vacuo y la hidrocefalia de presión normal.

La hidrocefalia ex vacuo ocurre cuando hay daño en el cerebro ocasionado por un ataque cerebral (stroke) o una lesión traumática. En estos casos, puede haber una verdadera contracción (atrofia o emaciación) del tejido cerebral. La hidrocefalia de presión normal ocurre comúnmente en las personas ancianas y está caracterizada por muchos de los mismos síntomas asociados con otras condiciones que ocurren más a menudo en los ancianos, tales como pérdida de memoria, demencia, trastorno patológico al andar, incontinencia urinaria y una reducción general de la actividad normal del diario vivir.

Los síntomas de la hidrocefalia dependen de:

  • La edad
  • La cantidad de daño cerebral
  • Lo que esté causando la acumulación de LCR

En los bebés, la hidrocefalia provoca que la fontanela (área blanda) protruya y que la cabeza sea más grande de lo esperado. Los síntomas iniciales también pueden ser:

  • Ojos que parecen mirar hacia abajo
  • Irritabilidad
  • Convulsiones
  • Suturas separadas
  • Somnolencia
  • Vómitos

Los síntomas que pueden ocurrir en niños mayores pueden abarcar:

  • Llanto breve, chillón y agudo
  • Cambios en la personalidad, la memoria o en la capacidad para razonar o pensar
  • Cambios en la apariencia facial y en el espaciamiento de los ojos
  • Estrabismo o movimiento oculares incontrolables
  • Dificultad para la alimentación
  • Somnolencia excesiva
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad, control deficiente del temperamento
  • Pérdida del control vesical (incontinencia urinaria)
  • Pérdida de la coordinación y problemas para caminar
  • Espasticidad muscular (espasmo)
  • Crecimiento lento (niño de 0 a 5 años)
  • Movimientos lentos o restringidos
  • Vómitos

La hidrocefalia se diagnostica mediante una evaluación neurológica clínica y mediante el uso de técnicas de imágenes craneales tales como la ultrasonografía, la tomografía computarizada (CT), las imágenes de resonancia magnética (MRI) o técnicas de vigilancia de la presión. Un médico selecciona la herramienta diagnóstica apropiada tomando como base la edad, la presentación clínica del paciente, y la presencia de otras anormalidades conocidas o sospechadas del cerebro o la médula espinal.

El objetivo del tratamiento es reducir o prevenir el daño cerebral a través del mejoramiento del flujo del líquido cefalorraquídeo (LCR).

Si es posible, se puede llevar a cabo una cirugía para eliminar la obstrucción.

Si no se puede hacer, se puede colocar una sonda flexible llamada derivación dentro del cerebro para redireccionar el flujo del LCR. La derivación envía LCR a otra parte del cuerpo, como el abdomen, donde puede absorberse.

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Antibióticos si hay signos de infección. En caso de infecciones graves, puede ser necesario retirar la derivación.
  • Un procedimiento llamado ventriculostomía endoscópica del tercer ventrículo (ETV), la cual libera presión sin reemplazar la derivación.
  • Extirpación o cauterización de las partes del cerebro que producen LCR.

El niño necesitará chequeos regulares para constatar que no haya problemas posteriores. Se hacen exámenes regulares con el fin de verificar el nivel de desarrollo del niño y buscar problemas intelectuales, neurológicos o físicos.

El pronóstico para los pacientes a los que se les ha diagnosticado hidrocefalia es difícil de vaticinar, aunque hay alguna correlación entre la causa específica de la hidrocefalia y el resultado de la condición. El pronóstico se complica aún más con la presencia de trastornos asociados, la oportunidad de hacer un diagnóstico temprano y el éxito del tratamiento. No se ha comprendido bien el grado en el que la descompresión, después de una cirugía de derivación pueda reducir o invertir el daño del cerebro.

Las personas afectadas y sus familias deberían estar conscientes de que la hidrocefalia presenta riesgos para el desarrollo tanto cognoscitivo como físico. Sin embargo, muchos niños a los que se les ha diagnosticado el trastorno se benefician de terapias de rehabilitación e intervenciones educativas que les ayuda a llevar una vida normal con pocas limitaciones. El tratamiento mediante un equipo interdisciplinario de profesionales médicos, especialistas en rehabilitación y expertos educativos es vital para un resultado positivo.

Espero que este post, sea de ayuda para la familia Castro Villalta. Un abrazo.

Fuente:

Educación Inclusiva

educación inclusiva

La educación es la vía de entrada a una participación plena en la sociedad. La educación es también importante para los niños, jóvenes y adultos con discapacidad, a los que con frecuencia se les excluye de este derecho.

La UNESCO define la educación inclusiva así: “La inclusión se ve como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo así la exclusión en la educación. Involucra cambios y modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias, con una visión común que incluye a todos los niño/as del rango de edad apropiado y la convicción de que es la responsabilidad del sistema regular, educar a todos los niño/as “

Se basa en el principio de que cada niño/a tiene características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje distintos y deben ser los sistemas educativos los que están diseñados, y los programas educativos puestos en marcha, teniendo en cuenta la amplia diversidad de dichas características y necesidades

Muchos de los beneficios de asistir a una escuela se revelan con el tiempo, por ejemplo: la capacidad de ganarse la vida como profesionales cuando son adultos, aunque otros son evidentes de inmediato. La participación en la escuela es para los niños, jóvenes y adultos con discapacidad una oportunidad importante para superar todo tipo de exclusión desde una perspectiva del derecho humano a una educación.

En el año 2013, en El Salvador, el Ministro de Educación el señor Hato Hasbún (ministro en el gobierno anterior) presentó la Escuela Inclusiva de tiempo pleno como un modelo que promueve el derecho a la educación de calidad, durante el II Encuentro Ministerial Interamericano sobre Educación en Derechos Humanos, llevado a cabo en Guatemala

El modelo de Escuela Inclusiva de tiempo pleno fue presentado como el principal instrumento implementado por la anterior administración para generar procesos de inclusión social y comunitaria que tengan al centro escolar como eje del desarrollo.

El éxito de este modelo se basa en un concepto de educación integrador que une escuelas con cercanía geográfica para ampliar y mejorar la oferta educativa, y la accesibilidad a personas con discapacidad, brindando nuevos conocimientos a partir de las necesidades de la comunidad e integrando en el proceso educativo a padres y madres de familia, docentes y actores locales.

Parte de la defensa de equidad de oportunidades para todos los niños, jóvenes y adultos tiene que ver con remover todas las barreras para el aprendizaje, y facilitar la participación de todos los estudiantes que se ven expuesto a la exclusión y la marginalización.

Significa que todos los estudiantes reciben los soportes que requieren para tener la oportunidad de participar como miembros de una clase o aula regular, y porque no decirlo, también como miembros de una sociedad.

La educación inclusiva en conclusión significa que todos los niños, jóvenes y adultos, con y sin discapacidad u otras dificultades, aprenden juntos en las diversas instituciones educativas, en sus diferentes etapas educativas, educación básica, media y superior, con un área apropiadas, para poder apoyar el aprendizaje, sus logros y la participación completa en su formación académica.

Fuente:

Elegancia musical y constructor de sueños: Stevie Wonder.

Stevie Wonder (nacido el 13 de mayo de 1950), es un cantante, compositor, productor discográfico, músico y activista social estadounidense.

Wonder un bebé prematuro, fue puesto en tratamiento con oxígeno en la incubadora; probablemente fue un exceso de oxígeno que agravó una condición visual conocida como retinopatía de la prematuridad, causando su discapacidad visual.

Sus padres murieron cuando Stevie apenas era un niño. Luego sería adoptado y recibió un nuevo nombre: Steveland Morris. Aprendió desde muy pequeño a tocar gran cantidad de instrumentos, destacando con el piano, la flauta dulce, las congas y la armónica.

En 1963, trece años de edad, tuvo su US number 1 hit single, y el álbum con la primera grabación en vivo, estando siempre arriba en las listas de éxitos musicales. Él sigue siendo la persona más joven que ha alcanzado los US number 1 hit single.

En 1973 fue el primer afroamericano en ganar un Grammy por el mejor álbum del año, una hazaña que se repitió durante 3 álbumes consecutivos. Desde entonces ha pasado a ganar 24 premios Grammy y galardonado con el Grammy Lifetime Award Achieviement en 1996. También ha recogido premios de la Academia y al Globo de Oro por sus bandas sonoras de películas.

Capaz de manejar perfectamente otros instrumentos además del piano, Stevie Wonder parecía destinado a desarrollar pronto una brillante carrera. La longevidad de su música es evidente en tantas facetas de la vida de este gran artista.

Sin embargo detrás de la escena de la música, Stevie Wonder está comprometido con muchas actividades humanitarias como la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, la recaudación de fondos para la investigación del SIDA, ayuda a niños con cáncer, y siempre disponible para la recaudación de fondos de ayuda para desastres naturales. Stevie también ha ocupado su casa llena de juguetes concierto benéfico anual desde 1995 para recaudar fondos para los niños de escasos recursos durante la temporada de fiestas de Navidad.

Stevie Wonder es sin duda una de las grandes personalidades de la historia de la música. Su presencia vocal poderosamente expresiva, junto con su elegancia musical, forma parte del amplia carrera personal y musical y de su  sello personal.

Hagamos un cambio en las actitudes

cambio de actitudes

Una actitud es una tendencia a la acción adquirida en el ambiente en que se vive, y derivada de experiencias personales. Es un estado de disposición psicológica, pero adquirida y organizada a través de la propia experiencia. Dicha disposición incita a la persona a reaccionar de una manera característica frente a determinadas personas, objetos o situaciones.

Hay que destacar que:

  1. Las actitudes no son congénitas. Se trata de disposiciones adquiridas, aprendidas a partir de la interacción.
  2. Y son relativamente durables pero sólo relativamente, pues pueden ser modificadas por influencias externas.

Las actitudes hacia la discapacidad pueden ser positivas, negativas; sin duda, a fecha actual predominan lo negativo y lo indiferente lamentablemente.

Para entenderlas, hay que evaluar el marco cognitivo general a partir del cual surgen, así como la orientación afectiva que las determina. Y eso implica adaptar, adaptarnos, todos, en términos de la cultura de la que formamos parte.

Desde mi punto vista, en la mayoría de las personas lo que impera  es el desconocimiento sobre discapacidad, lo cual genera diferentes actitudes como la discriminación, la indiferencia y superioridad de parte de algunas personas que no tienen discapacidad. Una indiferencia fruto del desconocimiento de lo que significa la discapacidad.

Lo dicho antes ha llevado las personas con discapacidad a ser excluidas de la participación social, han sido marginadas y a impedirles en muchos casos la oportunidad de superación como personas.

Mientras las actitudes de las comunidades, los profesionales, los medios de comunicación y el gobierno no empiecen a cambiar, la ignorancia sobre la naturaleza y las causas de la discapacidad, la invisibilidad de las personas con discapacidad, la subvaloración de su potencial, y los obstáculos a la igualdad de oportunidades y al tratamiento, todo lo mencionado, conspiran para mantener marginados a las personas y sin la posibilidad de opinar ni expresar sus puntos de vista, de poder ser partícipes de la sociedad.

Si queremos lograr actitudes totalmente diferentes en la realidad de la discapacidad, debemos:

  • Seguir re-educando a toda una sociedad sobre el tema discapacidad.
  • Sensibilizar y concientizar, hacer ver que la discapacidad no es ser incapaz, ni tampoco un problema de la sociedad, sino parte de la sociedad y una solución.
  • Cambiar las formas de expresión y buscar la forma de cambiar muchos de los términos que son utilizados actualmente. Si fueron creadas en algún momento también pueden ser modificadas.
  • Incluir a la personas con discapacidad en todos los ámbitos: educación, entrenamiento, trabajo, y sobretodo escuchar e incluir su opinión.
  • Conocer y respetar los derechos de las personas con discapacidad.
  • Hacer cumplir a cabalidad las leyes que han sido creadas para la defensa y desarrollo de los mismos. Pero no solo cumplir por librarse de una multa, sino cumplir de verdad y en su totalidad.
  • Los medios de comunicación deben cambiar la imagen social que transmiten sobre la discapacidad.

Solo actuando en las causas que propician las actitudes negativas, o de discriminación, se puede lograr cambiar, somos nosotros mismos los generadores de soluciones y cambios, de lograr una sociedad de igualdad, de equidad la inclusión.

Agradezco a quienes con sus opiniones y puntos de vista ayudaron a armar este post, a todos gracias…

Fuente:

Pasando de la Exclusión a la Inclusión

inclusiones

“Se ejemplo de la discapacidad y la inclusión”

Los niños y niñas con discapacidad enfrentan distintas formas de exclusión y están afectados por ellas en diversos grados, dependiendo de factores como el tipo de impedimento, el lugar de residencia y la cultura o clase a la cual pertenecen.

Otro factor crucial es el género; de hecho, las niñas tienen menos probabilidades que los niños de recibir atención y alimentación, y más probabilidades de quedar excluidas de las interacciones y las actividades familiares. Las niñas y las mujeres jóvenes discapacitadas sufren de una “doble discapacidad”, no solo por los prejuicios y las desigualdades de que son víctimas muchas personas en sus mismas circunstancias, sino también por las limitaciones y las funciones asignadas tradicionalmente a cada género. Las niñas con discapacidad también tienen menos probabilidades de asistir a la escuela, recibir formación profesional y encontrar empleo que los niños con discapacidad y las niñas sin discapacidad.

Sin embargo, estas diversas formas y grados de exclusión se fundamentan en la experiencia compartida de ser definido y juzgado por aquello de lo que se carece y no por aquello que se tiene. No es inusual considerar inferiores a los niños y niñas con discapacidad, intensificando su vulnerabilidad: la discriminación basada en la discapacidad se ha plasmado en la marginación de los recursos y de la toma de decisiones, e incluso en el infanticidio.

La exclusión suele ser consecuencia de la invisibilidad. Pocos países disponen de información fiable sobre cuántos de sus ciudadanos son niños y niñas con discapacidad, nuestro país El Salvador, es uno de esos países lamentablemente, a pesar de que hay una buena parte de la sociedad con alguna discapacidad. En algunos países, las familias con niños con discapacidad hacen frente a la exclusión, por lo que incluso progenitores y familiares amorosos a menudo son renuentes a informar de que uno de sus niños tiene un problema de esta naturaleza. Lo anterior se explica por la necesidad de evitar el rechazo, el deseo de sobreproteger al niño, o ambas cosas. Cuando un niño llega al mundo con un impedimento, su nacimiento no siempre se registra. Los niños así excluidos son desconocidos para los sistemas sociales, educativos y de salud y, por lo tanto, pierden el acceso a estos servicios, a los cuales tienen derecho.

Las privaciones en la infancia pueden tener efectos duraderos; por ejemplo, menos oportunidades de acceder a empleos remunerados o de participar en cuestiones cívicas más adelante en la vida. Y a la inversa, el acceso a servicios y tecnología de apoyo, y su utilización, pueden hacer que un niño con discapacidad asuma su lugar en la comunidad y contribuya a ella.

En efecto, el futuro está lejos de ser sombrío. Existen mecanismos eficaces para crear sociedades inclusivas, en las cuales los niños con y sin discapacidad disfruten de sus derechos por igual. Se están derribando los obstáculos físicos y políticos, y las actitudes negativas se están superando, aun cuando el proceso sea desigual y quede un largo camino por recorrer.

La inclusión va más allá de la “integración”. Esta implica incluir a los niños y niñas con discapacidad en un marco preexistente de normas. Por ejemplo, en la esfera educativa, la integración significaría, sencillamente, admitir a los niños y niñas con discapacidad en las escuelas “generales”. Pero esto no se puede considerar inclusión, pues esta solo es posible cuando el diseño y la administración de las escuelas permiten que todos los niños y las niñas participen juntos de una educación de calidad y de las oportunidades de recreación. Esto supondría proporcionar a los estudiantes con discapacidad facilidades como acceso al sistema braille y al lenguaje de señas, y adaptar los planes de estudios con miras a que gocen de las mismas oportunidades para aprender e interactuar.

La inclusión beneficia a todo el mundo. Continuando con el ejemplo de la educación, las rampas y las entradas y puertas anchas mejoran el acceso y la seguridad de todos los niños, los docentes, los padres  y los visitantes de la escuela, y no solo de quienes utilizan silla de ruedas. Y un programa de estudios inclusivo, es decir, centrado en el niño y con representaciones de personas con impedimentos para reflejar un sector real de la sociedad, puede ampliar tanto los horizontes de los niños que, de otra manera, podrían ver limitadas sus ambiciones y opciones a causa de sus discapacidades, como los de los niños sin discapacidad, que aprenderían a valorar la diversidad, las habilidades y la preparación necesarias para construir una sociedad inclusiva para todos. Cuando los logros educativos llevan a la consecución de trabajo u otros medios para ganarse la vida, el niño con discapacidad puede avanzar y asumir su lugar como miembro pleno y en igualdad de condiciones del mundo adulto, un miembro que produce y consume.

Fuente:

- Estado Mundial De La Infancia 2013 UNICEF (De la exclusión a la inclusión)

Vida independiente para personas con discapacidad

independencia

Toda persona sueña con ser independiente, con tener su casa propia, ser profesional, tener un carro propio, valerse por sí mismo ante los retos de una sociedad que demanda grandes responsabilidades. Esto no es la excepción para una persona con discapacidad, quienes también tenemos como objetivo lograr esa independencia que todo ser humano sueña, tomar su propias decisiones, construir su propio núcleo familiar, participar dentro de la sociedad.

Lo mencionado no es un proceso fácil para una persona con discapacidad, ni mucho menos sencillo, como todo en la vida, se necesita de diferentes procesos, en los cuales intervienen distintas personas, como padres, hermanos, amigos, también instituciones de rehabilitación y de instituciones que haga valer los derechos que una persona con discapacidad tiene al querer ser una persona independiente, como derecho a un trabajo remunerado, a una vivienda, etc.

El ser independiente  permite a las personas con discapacidad que quieran salir  de ese paradigma social, el cual que supone a una persona con discapacidad a necesitar de cuidados y protección durante toda su vida, y, así, recuperar su libertad (lo cual no es lo mismo que libertinaje) y convertirse en protagonistas de sus propios destinos.

Las necesidades de una persona con discapacidad son exactamente las mismas que puede tener cualquier otra persona sin discapacidad, el problema para las personas con discapacidad, es que hay mucha gente que por intentar “cuidar y proteger” piensa y decide por ellas cuáles son esas necesidades.

Independencia implica no sólo dejar de depender de otros y tener opiniones y decisiones propias, sino además poder asumir nuevas responsabilidades, ser partícipe de la sociedad de la cual es partes, y, en la medida de lo posible resulta importante la defensa de la independencia personal, pues solo así podremos romper con el paradigma social ya mencionado.

Tener el valor de ser una persona con discapacidad independiente, no es fácil, pero tampoco imposible para mí, tener unos hermanos, padres y amigos que me hacían desplazarme solo o alcanzar las cosas yo solo, ser siempre incluido en el grupo en mi proceso de educación en el colegio, saber que nunca he sido ni seré diferente solo por tener una discapacidad, aprender a valerme por mi mismo, contar con la oportunidad de un trabajo, tener sueños, objetivos y metas, han servido en mi desarrollo como persona y mi deseo de querer ser independiente, y aunque todavía no logro una independencia total, me preparo para cuando pueda lograr esa autonomía, porque discapacidad no es incapacidad.

Retiro a la reserva de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo

post

La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y su Protocolo Facultativo fueron aprobados el 13 de diciembre de 2006 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, y quedaron abiertos a la firma el 30 de marzo de 2007. Se obtuvieron 82 firmas de la Convención y 44 del Protocolo Facultativo, así como una ratificación de la Convención. Nunca una convención de las Naciones Unidas había reunido un número tan elevado de signatarios en el día de su apertura a la firma. Se trata del primer instrumento amplio de derechos humanos del siglo XXI y la primera convención de derechos humanos que se abre a la firma de las organizaciones regionales de integración. Señala un “cambio paradigmático” de las actitudes y enfoques respecto de las personas con discapacidad.

La Convención se concibió como un instrumento de derechos humanos con una dimensión explícita de desarrollo social. En ella se adopta una amplia clasificación de las personas con discapacidad y se reafirma que todas las personas con todos los tipos de discapacidad deben poder gozar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales. Se aclara y precisa cómo se aplican a las personas con discapacidad todas las categorías de derechos y se indican las esferas en las que es necesario introducir adaptaciones para que las personas con discapacidad puedan ejercer en forma efectiva sus derechos y las esferas en las que se han vulnerado esos derechos y en las que debe reforzarse la protección de los derechos.

9 de enero de 2015. Con 93 votos a favor por parte de los diputados de la Asamblea Legislativa, se convierte en una fecha histórica e importante para las personas con discapacidad, pues, se realizó éste día el retiro a la reserva de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo, ONU.

Al realizar la ratificación de la Convención en el país el 4 de octubre del 2007, la Asamblea Legislativa emitió una reserva a la misma, haciendo referencia a que:

“El Gobierno de la República de El Salvador suscribe la presente Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo, aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 13 de diciembre de 2006, en la medida en que las disposiciones de las mismas no perjudiquen o contravengan lo dispuesto en cualquiera de los preceptos, principios y normas de la Constitución de la República de El Salvador, de manera especial en la parte dogmática de la misma.”

Ante dicha reserva, diversas organizaciones de personas con discapacidad realizaron una serie de acciones a fin de levantar dicha reserva, mismas que fueron acompañadas por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Ministerio de Relaciones Exteriores y el Consejo Nacional de Atención Integral a la Persona con Discapacidad para que ese objetivo se cumpliera.

Con lo anterior que percibe que la Reserva no limita el cumplimiento de la Convención, pero sí afecta la generalidad de la misma, al no tener claridad de qué aspectos son los que contrarían la Constitución de la República; pero sobre todo el Derecho Internacional.

El Protocolo Facultativo de la Convención en su Art. 14 establece:

  1. No se permitirá reservas incompatibles con el objeto y el propósito del presente Protocolo;
  2. Las reservas podrán ser retiradas en cualquier momento.

En ese sentido, el levantamiento de la Reserva es un avance significativo que generará más confianza y apoyo internacional para el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad.

Fuente:

http://www.un.org/spanish/disabilities/default.asp?id=497

http://www.facebook.com/conaipd

¡¡Feliz 2015!! Solo podemos decir: Gracias a todos.

feliz navidad y feliz año nuevo

El 2014 está por finalizar, y en nombre del equipo de Desde Mi Silla, queremos darles a todos las gracias por su apoyo a este proyecto, por estar día con día pendientes de nuestras entradas, por sus comentarios, por sus sugerencias, por sus ideas, por críticas constructivas, las cuales nos han servido para crecer. Gracias a ustedes pudimos alcanzar nuestros objetivos propuestos en nuestro año de prueba.

En febrero del próximo año Desde Mi Silla, cumple su primer aniversario, y prometemos llevarles a ustedes nuevas ideas, una nueva imagen, entradas con nuevos enfoques, todo para dar a conocer de una manera diferente el tema de discapacidad, para lo cual pedimos siempre de su apoyo y de sus visitas al blog.

Ale Monge (creativa del blog), y, su servidor Jaime Vásquez (administrador del blog) queremos darles las gracias a las 1,560 personas que visitaron el blog Desde Mi Silla, desde su inicio, en el mes de febrero, hasta la fecha; a todas esas personas solo podemos decirles Gracias.

Feliz Año Nuevo tengan todos, la mejor de las proyecciones para este 2015, abracemos nuestros proyectos con verdadero esfuerzo y encaminémonos a hacer lo necesario para sacarlos adelante, nuestras metas nos aguardan, aumentemos nuestros esfuerzos por un mejor Año, y no olvidemos de construir siempre una sociedad de inclusión y accesible.

Atentamente:

Desde Mi Silla.

Accesibilidad para personas con discapacidad: criterios y requisitos generales.

Aparcamiento Valga /

“La accesibilidad ha de considerarse como una cualidad más del entorno: hacer la vida más humana, constituye su principal objetivo; por tanto, no se trata de considerar sólo los requerimientos de las personas que utilizan silla de ruedas, sino atender las necesidades de todas aquellas situaciones personales que de una u otra forma condicionan el desenvolvimiento, uso y comprensión del entorno”.

Alvar Aalto

En esta oportunidad, retomaremos el tema de accesibilidad en los espacios públicos para personas con discapacidad, pero, desde cuatro criterios y requisitos generales de accesibilidad para todo entorno a edificarse y edificado, estos criterios importantes son:

  • Consideración generales de diseño
  • Señalización para la accesibilidad
  • Iluminación para la accesibilidad
  • Seguridad

El artículo 16 de la Ley de Equiparación de Oportunidades dice: Para garantizar la movilidad y seguridad en el transporte público, deberán establecerse normas técnicas congruentes a las necesidades de las personas con discapacidad; asimismo, se acondicionarán los sistemas de señalización y orientación de espacio físico.

 

Consideraciones generales de diseño

La diversidad característica entre los seres humanos y la variedad de situaciones por la que atraviesa una persona a lo largo de su vida, asociadas a variables antropométricas como la fuerza, velocidad, movilidad, visión y audición, son aspectos que deberán ser considerados en forma integral en el diseño del entorno.

La persona usuaria de ayuda técnica o con movilidad reducida para realizar sus actividades de desplazamiento y uso de equipo y mobiliario, necesita de los siguientes espacios:

  1. a) espacio de aproximación

Espacio mínimo libre de obstáculos de 100 cm de ancho, 120 cm de longitud y 200 cm de altura que posibilita a una persona usuaria de ayuda técnica aproximarse y usar un elemento, mobiliario o equipo.

  1. b) espacio de maniobra

Espacio mínimo libre de obstáculos que posibilita inscribir un círculo de 150 cm de diámetro a los efectos de posibilitar a una persona usuaria de alguna ayuda técnica girar y maniobrar.

  1. c) espacio de transferencia

Espacio mínimo libre de obstáculos de 100 cm de ancho y 120 cm de longitud que posibilita a una persona usuaria de alguna ayuda técnica posicionarse próximo al elemento, mobiliario o equipo, al cual necesita realizar una transferencia.

Señalización para la accesibilidad

Los espacios o elementos accesibles deberán señalizarse con el Símbolo Internacional de Accesibilidad, usado para informar al público, que lo señalizado es accesible, transitable y utilizable por personas con cualquier discapacidad o que requieran de alguna ayuda técnica.

El Símbolo Internacional de Accesibilidad se puede hacer en placa metálica, laminas, calcomanías adheribles o pintada sobre alguna superficie. La silueta deberá ser de color blanco sobre fondo azul (Pantone N° 294 color del código internacional).

Deberá colocarse en los sitios donde haya accesibilidad para personas con discapacidad y estar siempre a la vista.

En el entorno edificado deberán existir medios de orientación, información y señalización que posibiliten a las personas encontrar la ruta, evitar obstáculos e identificar cuando se haya llegado al destino. Algunas personas pueden tener dificultades de orientación.

La orientación, información y señalización deberán contar con lo siguiente:

  1. a) ser sencillo y contener solamente lo esencial;
  2. b) tener mensajes inequívocos;
  3. c) evitar la cantidad excesiva de señales para facilitar la comprensión por todas las personas;
  4. d) disponer del Símbolo Internacional de Accesibilidad, para informar al público que lo señalizado es accesible, franqueable y utilizable por personas con discapacidad, (Ver 4.2);
  5. e) incluir a todas las personas, recurriendo simultáneamente a diferentes formas de comunicación a efectos de asegurar su percepción, independientemente de la discapacidad que tengan;
  6. f) estar fabricadas con materiales resistentes a las condiciones que serán sometidas; y
  7. g) ser fáciles de cambiar, limpiar y reparar.

Iluminación para la accesibilidad

Los criterios de iluminación que se adopten en un entorno edificado, deberán asegurar que la cantidad y calidad de luz en éste, proporcionen las condiciones óptimas para un ambiente visual adecuado, cumpliendo los siguientes requisitos:

  1. a) disponer en las rampas, escaleras, zonas peligrosas y accesos a sistemas de información:

― Un nivel de iluminación mínimo de 100 luxes durante todo el recorrido a lo largo de una determinada ruta;

― Un nivel de iluminación 150 luxes, al comienzo y al final de las rutas, medidos a partir del piso y sin que se produzcan sombras o reflejos,

― utilizar la iluminación para acentuar el color y para facilitar la orientación.

  1. b) en salas de espectáculos o similares, locales de información, de atención, entre otros deberán disponerse:

― posibilitar la orientación de las luminarias y el nivel de la iluminación, a las personas con discapacidad auditiva para la lectura labial y la visión de presentadores o intérpretes de lengua de señas;

― disponer la iluminación, teniendo en cuenta la dirección de la visión y el objeto que se quiere observar;

― evitar las sombras.

  1. c) utilizar superficies anti reflejantes, para evitar que la iluminación produzca reflejos;
  2. d) ajustar adecuadamente la iluminación interior y exterior en los espacios de circulación, para evitar que se produzcan deslumbramientos y transiciones bruscas desde espacios iluminados a espacios no iluminados o viceversa;
  3. e) tomar en cuenta que no se deberá disponer de iluminación dirigida hacia arriba cuyas fuentes de luz estén situadas a nivel del piso o a un nivel bajo que constituya un peligro para la circulación peatonal; y
  4. f) tener ventanas ubicadas al final de los pasillos de material que permita el ajuste de la luz natural, para evitar el deslumbramiento.

Seguridad

Los obstáculos en las circulaciones, cambios de nivel y superficies trasparentes entre otros, deberán tener señales visuales y auditivas con alarma en espacios tales como: servicios sanitarios, áreas de uso general, rutas accesibles, vestíbulos o cualquier otra área de uso común y poseer un sistema de comunicación de doble vía.

Durante la ejecución de una obra de construcción, en un espacio con circulación de público, deberán existir barreras o elementos de protección y señalización, que sean estables, continuas e iluminadas, que permitan detectar a tiempo la existencia de un obstáculo y orientar hacia la ruta accesible alternativa.

Los edificios deberán tener salidas de emergencia y las circulaciones que llevan a estas se deberán vincular a través de rutas accesibles a espacios seguros y protegidos del humo y el fuego. Este espacio deberá tener dimensiones mínimas de 120 cm por 120 cm, tener una señalización horizontal y no deberá superponerse ni interferir con la circulación, según lo establecen las leyes nacionales vigentes y las normas aplicables en la materia.

“…trabajar cada uno en su esfera de competencias y según sus posibilidades, por una vivienda y una ciudad más humana, por una ciudad que sea capaz y ordenada arquitectónicamente para que todos los hombres, incluso aquellos que usan sillas de ruedas, puedan circular, acceder sin trabas, plenamente, libremente”.

Le Corbusier

Fuente:

  • Ley de Equiparación de Oportunidades (Cap III, La Accesibilidad)
  • Norma Técnica Salvadoreña: Accesibilidad al medio físico. Urbanismo y Arquitectura.

Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)

La ELA es una enfermedad neuromuscular en la que las motoneuronas, (un tipo de células nerviosas) que controlan el movimiento de la musculatura voluntaria, gradualmente disminuyen su funcionamiento y mueren, provocando debilidad y atrofia muscular.

Este tipo de células nerviosas se localizan en el cerebro y en la médula espinal. La ELA se conoce también con el nombre de enfermedad de Lou Guerig o de Stephen Hawking, en Estados Unidos; Enfermedad de Charcot en Francia, o genéricamente EMN (Enfermedad de motoneurona).

La causa de la ELA de momento es desconocida. Sin embargo, cada vez es mayor el conocimiento que se tiene del funcionamiento del sistema nervioso y aumenta cada año, gracias al descubrimiento y utilización de herramientas más sofisticadas en el ámbito de la biología molecular, ingeniería genética y bioquímica. Todo esto hace tener esperanzas a la hora de pensar en un próximo descubrimiento de su origen o etiología.

La ELA afecta sobre todo a adultos entre 40 y 70 años, aunque hay muchos casos en personas más jóvenes. No es una enfermedad contagiosa. La proporción entre hombres y mujeres es aproximadamente de 3 a 1.

La ELA es una enfermedad tan frecuente como la Esclerosis Múltiple y más que la distrofia muscular. El diagnóstico es fundamentalmente clínico, es decir, no existe ninguna prueba específica que dé el diagnóstico definitivo. Para confirmar el diagnóstico de ELA, se deben practicar numerosas pruebas de distinto tipo para descartar otras enfermedades que pueden simular los síntomas de la ELA.

El inicio de síntomas en la ELA es muy variable de una persona a otra. Dependerá de la gravedad y la localización de los cambios degenerativos en las motoneuronas del tronco cerebral y la médula espinal. Sin embargo, el comienzo suele ser concentrado, en las extremidades superiores o inferiores (inicio espinal o bulbar). Los síntomas pueden ser de debilidad o dificultad de coordinación en alguna de sus extremidades, cambios en el habla, en la deglución o puede iniciarse con la aparición de movimientos musculares anormales como espasmos, sacudidas, calambres o debilidad, o una anormal pérdida de la masa muscular o de peso corporal.

La progresión de la enfermedad es normalmente irregular, es decir, asimétrica (la enfermedad progresa de modo diferente en cada parte del cuerpo). A veces, la progresión es muy lenta, desarrollándose a lo largo de los años y teniendo períodos de estabilidad con un variable grado de discapacidad. La enfermedad cursa sin dolor aunque la presencia de calambres y la pérdida de la movilidad y función muscular acarrean cierto malestar. En cualquier caso, esta sensación suele desaparecer con la medicación específica y el ejercicio. En ningún momento se afectan los órganos de los sentidos (oído, vista, gusto u olfato) ni hay afectación de los esfínteres ni de la función sexual.

Por ahora, no existe ningún tratamiento curativo contra la ELA Sin embargo, el reciente descubrimiento de determinados factores de crecimiento neuronal y de agentes bloqueantes del glutamato, se han mostrado prometedores en la detención de la progresión de la enfermedad, aunque no se conoce aún ningún fármaco que la cure.

Los fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y logopedas, son los profesionales encargados de asegurar la independencia funcional a través del ejercicio y la utilización de los equipos técnicos oportunos. En general, la ELA no está considerada como una enfermedad hereditaria.

Hoy por hoy, se llega al diagnóstico de ELA familiar cuando otros miembros de la familia padecen la enfermedad. Cuando no existen antecedentes familiares previos, la aparición de un caso en la familia se entiende como esporádico, y en este sentido, los familiares del paciente no tienen un riesgo mayor que la población normal de padecer la enfermedad.

Fuente: