Discapacidad: un proceso de adaptación y superación

adaptacion y superacion

Una discapacidad del tipo que sea, no debe verse como una dificultad o un retroceso en el desarrollo de las capacidades de una persona, contrario de eso una discapacidad  debe tomarse como una oportunidad para aprender a conocerse uno mismo y potenciar la capacidad de superación con objeto de conseguir metas en la vida.

En ocasiones las personas las personas que nacemos con una discapacidad o adquieren una discapacidad, en alguna etapa de nuestras vidas nos dejamos llevar por la frustración, por el que dicen otras personas, y siguen diferentes interrogantes como ¿Qué pasara ahora? ¿Cómo superare esto? ¿Me aceptarán? ¿Y si muero? ¿Por qué me paso esto a mí?

Ante esto solo tenemos dos opciones, lamentarnos y preocuparnos de la “dificultad” que creemos tener, o hacer algo para adaptarse a la discapacidad y ser aceptado por sí mismo y por demás.

La primera opción solo hace frustrar más a las personas, deprimirlas y encerrarse en ellas mismas, pero poco a poco te va llevando a la segunda opción que es la más adecuada a título personal.

Cuando una discapacidad es parte de tu vida, consiente o inconscientemente te vas dando cuenta de las habilidades, virtudes, potencial y habilidades que tienes como persona, lo que hace disminuye las hipotéticas limitaciones que pueda generar una discapacidad.

Cuando te vas dando cuenta de todas tus habilidades, del largo camino que aun te falta por recorrer, cuando comienzas a darte cuenta que tu silla de ruedas, tu bastón, tu prótesis, tus manos, son tu herramienta para desplazarte o expresarte con los demás comienza un proceso muy importante La adaptación a la discapacidad; las personas se sienten preparadas para aceptar los desafíos que conlleva la discapacidad.

Alcanzar la aceptación no implica felicidad en relación a la enfermedad, sino que indica un cierto nivel de comodidad con la nueva condición. Las personas que se adaptan a su discapacidad pueden participar de manera más efectiva en terapia y rehabilitación.

Un entorno de apoyo, garantiza agilidad en el proceso de adaptación. Los padres, hermanos, familia, amigos, pareja, son los primeros en descubrir nuestro potencial y nos lo hacen saber una y mil veces. Nuestra capacidad de autovaloración resultará clave para comenzar el camino hacia tus objetivos y metas como persona.

Mi adaptación a la discapacidad

Como persona con discapacidad desde mi nacimiento, mi adaptación a la discapacidad comenzó desde temprana, como todo niño lo haría: jugando. Utilizaba mi silla de ruedas como algo similar a una bicicleta, y aunque, sufrí muchas caídas, golpes, lesiones, fue así como aprendí a utilizarla.

Con el paso de los años mi silla paso de ser un juguete, y se convirtió en una herramienta fundamental para desplazarme de un lugar a otro, soy sincero al decir que nunca he aceptado la discapacidad, sin embargo me he adaptado a ella, he descubierto el valor que tengo como persona, de mis habilidades y de mis debilidades, nada me hace menos, ni tampoco más, el tener el doble de retos para lograr mis metas hace que quiera adaptarme aun más a la discapacidad, y aunque en muchas ocasiones me he enfrentado a diversas barrera, nunca me he dado por vencido, porque me he dado cuenta que para lograr algo, existen diversas formas más lograrlo todo está en descubrirlas.

En el trayecto de mi vida he aprendido que no sobreviven los más fuertes, sino los que se adaptan a los cambios.

Gracias a las personas que me han ayudado en el proceso de adaptación a y superación de mi discapacidad, sin ese valioso apoyo no estaría logrando, todo lo que logrado hasta ahora.

Sobreprotección en personas con discapacidad

Sobreprotección se define como el exceso de cuidado y/o protección de los hijos por parte de los padres.

Este exceso de cuidado, obedece al temor del adulto respecto al hecho de que sus hijos crezcan y comiencen a ser independientes.

 En las personas con discapacidad la sobreprotección se debe al pensar en el mito que no somos capaces de aprender determinadas actitudes o acciones, las cuales si se permitieran  se puede lograr una vida independiente a medida que se desarrolle la persona con discapacidad

 Los padres sobreprotectores tienden a limitar la exploración del mundo por parte de su hijo, pues temen que pueda golpearse, lastimarse, ser rechazado, o que no pueda alcanzar sus sueños.

Las familias de las personas con discapacidad tienen que adaptarse a dicha situación, tanto para apoyarlos en sus necesidades especiales como para potenciar al máximo sus capacidades, facilitando los medios para que puedan dentro de sus posibilidades llegar a desenvolverse solos.

Una persona con discapacidad con sobreprotección puede presentar cambios en su comportamiento, dichos cambios pueden afectar para lograr una vida independiente; estos cambios pueden ser:

  • Tímidez.
  • Miedo a alejarse de sus padres (especialmente de mamá).
  • Inseguridad de lo que hace y de su relación con los demás. Busca la protección de quienes lo rodean.
  • Llanto intensa. Especialmente durante los primeros días de preescolar y, en algunos casos, la mamá debe ingresar a la guardería o colegio para acompañar a su hijo mientras se acostumbra a ese nuevo espacio y a las personas están cerca de él.
  • Nervios y sensación de estar solo. Para la persona con discapacidad es complicado relacionarse con otras personas con o sin discapacidad de su misma edad y tiende a aislarse un poco.
  • Dificultad en el desarrollo del lenguaje y, por lo mismo, para escribir y comprender. Esto se supera en el colegio, pero ojo que para el niño o adolescente puede sentirse presionado para rendir igual que los otros en ciertas ocasiones.
  • Pocas veces la persona con discapacidad asume la responsabilidad de sus actos porque está acostumbrado a que sus padres lo hagan por él.

Evitar la sobreprotección es complicado, pues se puede llegar a ella en el momento menos pensado y sin que los padres lo noten.

Es necesario tener en cuenta tres principios fundamentales en la crianza de los niños: amor, disciplina y respeto.

Lo ideal es ayudar y proteger, no sobre proteger, y esto se logra confiando en su capacidad para relacionarse con otros.

Hay que estimular a la persona con discapacidad para que investigue y, sobre todo, hablarle claro para que se relacione con los demás seguro de sí mismo y no se sienta relegado. De esta manera se estará logrando el mejor método para que pueda descubrir el mundo al cual se deberá enfrentar cuando logre su independencia.

Ayudar no es lo mismo que sobre proteger, ayudar es brindar a la persona la oportunidad de desenvolverse solo y lograr las cosas que se proponga. No importando sus dificultades la persona con discapacidad debe manejarse sola en la sociedad y eso incluye las calles, universidades, parques, y todo espacio público… además deben formar sus propias relaciones sociales, amistades, trabajo y construir su propia familia.

Vivir con una discapacidad no es un calvario ni una obligación, vivir y ser una persona con discapacidad, es disfrutar de mis posibilidades, de mis decisiones y así mismo enfrentar mis retos, mis responsabilidades, es luchar por mis sueños y aceptar mis equivocaciones pero todo con la dicha y la firmeza  de decir “He sido yo el que lo ha logrado o el que se ha equivocado pero lo he hecho como una persona independiente”

Padres de familia la sobreprotección genera una discapacidad en su hijo, pues disminuye sus virtudes, esconde sus capacidades y le quita la oportunidad de cumplir sus sueños. Permita a su hijo ser independiente y se dará cuenta cómo ayudar es mejor que sobreproteger.

Gracias a mis padres quienes me permitieron ser independiente y cada día lucho por no defraudar esa oportunidad y ese apoyo.

29 de septiembre, día internacional de la persona sorda o persona con discapacidad auditiva

“Sordos si, mudos no”

Este día. 29 de septiembre, se conmemora un año más El Día Internacional de la Persona Sorda, la cual declarado desde 1958 y fue propiciada por la Federación Mundial de Personas Sordas (WFD) que eligió esta fecha para conmemorar el primer Congreso Mundial de la WFD que tuvo lugar en septiembre de 1951.

La contaminación acústica es una de las mayores agresiones para la salud de los oídos en la sociedad. Este habitual exceso de ruido, daña las funciones auditivas y puede provocar hipocausia (pérdida en la calidad o recepción del sonido)

El Día Mundial de las Personas Sordas es una oportunidad para que a todas aquellas personas con esta discapacidad, exijan igualdad de oportunidades e inclusión social.

Pero… ¿Qué es una discapacidad auditiva?

Es un déficit total o parcial en la percepción auditiva. Si se pierde esta capacidad de forma parcial se denomina hipoacusia y si se pierde por completo se llama cofosis. Además puede ser unilateral o bilateral.

Las personas que sufren esta discapacidad tendrán problemas para oír, no así las formas de poder comunicarse.

La discapacidad auditiva puede ser un rasgo hereditario se puede sufrir a consecuencia de un traumatismo, una enfermedad, una larga exposición al ruido o por la ingesta de medicamentos demasiados agresivos para el nervio auditivo.

Dependiendo del momento en el cual se produzca la discapacidad, y en función de la adecuación del proceso educativo y/o rehabilitador, se encontrarán personas que realicen lectura labiofacial y que se comuniquen oralmente u otras que se comuniquen a través del lenguaje de señas.

Sentimientos y emociones de un hijo con discapacidad y los sentimientos y emociones de sus padres

nuevo post 4

A pesar que durante el embarazo se piensa e incluso existe un pequeño temor de que pueda existir una complicación que afecte a un niño de manera temporal o permanente como puede ser un síndrome, ningún padre o madre está debidamente preparado para dar respuesta adecuada ante la discapacidad de su hijo o hija

Cuando nace un hijo con discapacidad, la dinámica familiar se altera al ver rotas las expectativas que se tenían para su hijo. Aun antes de nacer ya se piensa primero si sería niño o niña, a quién se iba a parecer, que carácter tendría, que deporte practicara, en que colegio hará sus estudios etc… y así van formándose las ilusiones de los padres, las cuales se piensa que están derrumbadas cuando reciben la noticia su hijo ha nacido con una discapacidad. Al saber que su niño es “diferente” a lo que esperaban, las emociones de dolor, miedo, angustia y frustración aparecen ante lo desconocido, ante lo escuchado quizá por alguna persona e incluso ante el conocimiento de algún síndrome en particular, o desconocimiento total de discapacidades.

Al saber que el bebé ha nacido con una discapacidad, la pareja y su dinámica se alteran. Este hecho también afecta a toda la familia: hermanos, abuelos, tíos, los cuales tampoco saben cómo responder y cuando lo hacen, quizá no lo hagan de la manera adecuada, no porque esté mal, sino porque no estaban preparados para esto.

A todo padre le afecta una noticia de este tipo, pero la unión familiar y el tipo de relación y comunicación que tenga la pareja, ayudarán a dar respuesta para apoyar tanto al hijo con discapacidad como al resto de la  familia.

Ante la discapacidad del menor, puede haber respuestas o acciones inapropiadas como pueden ser la indiferencia, la sobreprotección, la adopción o incluso el abandono, como consecuencia de una culpa inconsciente de los padres que afecta de forma negativa la intervención que es tan necesaria para afrontar y dar respuesta a la situación.

Dentro de la dinámica familiar, puede suceder que la madre en el afán de cuidar al niño(a) con discapacidad, se dedique de sobremanera a su cuidado, descuidando a sus otros hijos e incluso ella misma, iniciando la relación simbiótica con su hijo (que solamente ella se hace cargo del bebe), excluyendo al padre.

El padre juega un papel muy importante en la relación con los hijos. Sin embargo, en ocasiones cuando tiene un hijo con discapacidad, puede aislarse para evitar así el dolor que le causa la situación. Lo anterior aunado al trabajo, el cual le ocupa mucho tiempo, hace que el padre llegue tarde y cansado a casa después de la jornada laboral, lo cual repercute también en el tiempo que puede dedicar a su hijo. Mientras tanto la madre ha ido aprendiendo sobre la discapacidad y la rehabilitación y desarrollo de su hijo durante las terapias. Lo anterior incide directamente a que se propicie la relación simbiótica madre-hijo y el padre esté cada vez más distante para participar en forma activa con ambos.

Con el tiempo muchas parejas llegan a la separación física o emocional (puede seguir viviendo el padre en casa pero es un padre ausente), afectando no sólo al pequeño con discapacidad sino al resto de su familia.

Otra situación que también podría presentarse es cuando el padre se hace responsable de los demás hijos y la madre del niño con discapacidad, alterando de todas formas negativamente la dinámica familiar, los hermanos dejan de convivir entre ellos, los cual llega a tener como resultado una alejamiento.

El hijo desde el nacimiento percibe las emociones de los padres deprimidos, enojados desilusionados o los padres entusiastas que toman fuerzas para dar respuestas a sus necesidades y a una integración como parte primero de su familia y posteriormente de la sociedad. Recuerde que el niño que es tratado diferente en casa “será diferente” en su entorno social.

El niño puede llegar a pensar que lo que ahí pasa es por culpa de él o de su discapacidad, afectando directamente a su autoestima, provocando sentimientos de tristeza, enojo o desesperación. Dichas sensaciones y percepciones pueden fomentar conductas rebeldes o sumisas, pasivas y apáticas. Estas conductas están cargadas de ansiedad provocando la desilusión de los padres y del mismo hijo, volviéndose un círculo vicioso, cada vez más difícil de sobrellevar.

Es muy recomendable que toda la familia reciba apoyo emocional al saber que su hijo tiene alguna discapacidad, para entender sus emociones sin sentirse culpables. Al recibir apoyo emocional, la familia podrá convivir armónicamente, mejorando la dinámica familiar, dando respuestas a cada miembro de la familia de acuerdo a sus necesidades y llegar a ver a la discapacidad como una condición con la que se puede vivir y que su hijo tiene una discapacidad más no está discapacitado

Bibliográfia:  http://discapacidadypsicologia.blogspot.mx/

Derrame cerebral accidente cerebrovascular o apoplejía

La siguiente entrada, quiero dedicarla a una persona especial para mí, para su abuela, y su familia…

Un derrame cerebral es una lesión cerebral, que se produce cuando se interrumpe o se reduce ampliamente el riego sanguíneo del cerebro; éste se queda sin oxígeno ni nutrientes y, en cuestión de minutos, comienzan a morir las células cerebrales. Por lo tanto, un derrame cerebral se considera una emergencia médica y requiere que se lo diagnostique y se lo trate sin demora.

El derrame cerebral, a menudo llamado “ataque cerebral”, es una de las principales causas de discapacidad y de muerte en todo el mundo.

La mayoría de los derrames cerebrales ocurren cuando las arterias son bloqueadas por coágulos, placa u otros depósitos grasos. Algunos derrames ocurren cuando partes débiles en las paredes de los vasos sanguíneos se rompen y, a su vez, rompen las arterias. El tejido cerebral necesita un constante suplemento de oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente. Cuando éste deja de recibir oxígeno durante un derrame cerebral, este tejido comienza a morir.

Principales tipos de derrames cerebrales
Derrame isquémico: Ocasionado por una obstrucción arterial, es responsable de alrededor del 85% de los derrames cerebrales. Pese a la evaluación exhaustiva de cada caso, aún se desconoce la etiología de muchos derrames de este tipo. Por fortuna, los tratamientos preventivos son eficaces para todo tipo de derrame isquémico. Los subtipos más comunes son los siguientes:

  • Derrame trombótico: Se forma un trombo (coágulo de sangre) en una arteria del cuello o del cerebro, posiblemente debido a una acumulación de materias grasas, llamadas placas, en dichas arterias.
  • Derrame embólico: Se produce una obstrucción a causa de coágulos sanguíneos que se forman en otras partes del cuerpo (generalmente en el corazón) y se desplazan hacia el cerebro. El problema suele originarse cuando las dos cámaras superiores del corazón (aurículas) laten a un ritmo anormal (fibrilación auricular), lo cual puede ocasionar que se formen coágulos.

Derrame hemorrágico: Una hemorragia es un derrame de sangre. Este tipo de derrame cerebral se produce por la ruptura de una arteria en el cerebro o en su superficie. Dichas rupturas pueden ser causadas por un aneurisma(presencia de una zona delgada o débil en una pared arterial) o por una malformación del sistema vascular del cerebro. Las hemorragias pueden ocurrir en el cerebro propiamente dicho, o bien en el espacio existente entre éste y su capa protectora externa. Alrededor del 15% de los derrames cerebrales son causados por hemorragias.
Accidente isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés): Los TIA, con frecuencia llamados “miniderrames”, son en realidad breves episodios (suelen durar unos pocos minutos) de síntomas similares a los de un derrame cerebral. Su causa es una disminución temporaria de la irrigación sanguínea en una parte del cerebro, y no dejan secuelas duraderas evidentes. No obstante, los TIA se consideran una advertencia de que existe un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral, de modo que deben ser evaluados de inmediato por un médico.

Todos estamos bajo algún riesgo de un derrame cerebral. Mientras que algunos factores de riesgo son prevenibles, otros se encuentran fuera de nuestro control. Es importante conocer su riesgo personal para que pueda estar preparado.

Síntomas

Las señales de alerta de un derrame cerebral y de un TIA son las mismas, e incluyen la aparición súbita o intermitente de los siguientes síntomas:

Entumecimiento agudo, debilidad o parálisis en el rostro, en un brazo o en una pierna, en especial en un solo lado del cuerpo. Si una persona no consigue levantar ambos brazos a la vez por encima de la cabeza, o si no logra sonreír normalmente, puede estar sufriendo un derrame cerebral.

Repentina pérdida del equilibrio, mareos, falta de coordinación.

Repentina visión borrosa o disminución de la visión, en uno o ambos ojos; visión doble.

Confusión o dificultad repentina para expresarse o para entender enunciados simples. Si a una persona le cuesta repetir una oración sencilla, puede estar teniendo un derrame.

Aparición repentina y sin explicación de dolores de cabeza graves y localizados, que pueden estar acompañados de vómitos.

 Factores de riesgo que usted puede cambiar:

  • Colesterol alto
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Fumar
  • Diabetes
  • Inactividad física
  • Sobrepeso u obesidad
  • Alcohol
  • Estrés o tensión

Factores de riesgo que usted no puede cambiar:

  • Edad
  • Sexo
  • Raza/Etnicidad
  • Herencia
  • Derrame cerebral previo
  • Episodio previo de ataque isquémico transitorio
  • Enfermedades cardíacas.
  • Fibrilación Auricular y Enfermedad de la Arteria Carótida

La correcta identificación de la causa subyacente y la ubicación del derrame determinarán cuál es el tratamiento adecuado. El desarrollo de las tecnologías médicas ha incrementado notablemente la capacidad de diagnosticar con precisión los derrames cerebrales y de evaluar el daño ocasionado al cerebro. Sin embargo, no siempre es sencillo reconocer pequeños derrames, dado que tanto el paciente como sus familiares pueden desestimar los síntomas por considerarlos propios de la edad, o confundirlos con los de otras enfermedades neurológicas. Ya se ha dicho que cualquier señal de alerta de un posible derrame cerebral requiere atención médica inmediata. Como diría cualquier profesional de la atención de la salud, “el tiempo perdido es cerebro perdido”.

Hoy en día, existen varios tratamientos disponibles

Hasta recientemente, el tratamiento de los derrames cerebrales estaba limitado a una atención básica al momento del derrame y a rehabilitación después. Hoy en día, existen varios tratamientos disponibles, y si son administrados lo más tempranamente posible, pueden evitar la muerte y la discapacidad de los pacientes.

Por eso, lo más importante que hay que recordar sobre el tratamiento del derrame cerebral es que cada segundo cuenta. Entre más pronto sea usted o un ser querido diagnosticado, mayores son las probabilidades de recuperación y sobrevivencia.

Opciones de tratamiento durante un derrame cerebral:

-Terapia con medicamentos o Medicina

-Terapia mecánica

-Tratamiento preventivo

-Rehabilitación después de un derrame cerebral

La recuperación después de un derrame cerebral varía según la persona: hay quienes se restablecen por completo, en tanto que otros desarrollan discapacidades leves, moderadas o graves. La recuperación más rápida ocurre durante los 30 días posteriores al derrame. Las secuelas particulares de un derrame cerebral dependen de la ubicación y el alcance que haya tenido, y de la rapidez con que se haya atendido al paciente. Los que ocurren en el hemisferio izquierdo (la mitad izquierda) del cerebro pueden afectar la comunicación y la memoria, así como la movilidad del lado derecho del cuerpo. Los que ocurren en el hemisferio derecho pueden afectar las capacidades espaciales y perceptivas, así como la movilidad del lado izquierdo del cuerpo.

Si bien ningún sobreviviente de un derrame cerebral desarrolla exactamente las mismas lesiones o discapacidades que los demás, los siguientes síntomas físicos, cognitivos y emocionales son comunes a muchos de ellos:

  • Parálisis o debilidad: Por lo común en un lado del cuerpo (incluso en la mitad de la boca o de la cara en su conjunto). Los pacientes pueden tener dificultades para tragar o sufrir inatención unilateral (ignoran u olvidan lo que pasa en el lado afectado del cuerpo).
  • Problemas en la visión: Incapacidad para fijar la vista, punto ciego o problemas para la visión periférica.
  • Dificultades para comunicarse: Afasiaes el término empleado para describir una serie de dificultades comunicativas, que incluyen problemas para hablar, comprender, leer y escribir.
  • Inestabilidad emocional:Manifestaciones francas, incontrolables e inexplicables de llanto, ira o risa que tienen poca conexión con el estado emocional del paciente. Por lo general, estos episodios no se prolongan demasiado y disminuyen con el tiempo.
  • Depresión: Tras sufrir un derrame cerebral, es común que, ya sea por causas fisiológicas o psicológicas, el paciente se deprima y se angustie (en especial por la posibilidad de sufrir un nuevo derrame). Para aliviar estos síntomas, se recomiendan ciertos medicamentos.

Si bien cuidar a un ser querido puede ser una tarea muy demandante, trate de no olvidarse de su propia salud y de cerciorarse de que el estrés al que se ve sometido no lo afecte. A fin de no agotarse, procure dormir una buena cantidad de horas, ingerir alimentos saludables, ocuparse de sus necesidades personales en materia de salud y hacer ejercicio cada vez que pueda.

La sexualidad en las personas con discapacidad

nuevo post

Los padres con hijos con discapacidad, a medida que su hijo va creciendo, surgen diversas inquietudes o preguntas sobre su desarrollo biológico, emocional y físico de su hijo, algunas de ellas son:

 

¿Qué pasara con su hijo?

 ¿Cómo será la sexualidad de su hijo o hija?

 ¿Llegara a conocer a alguien?

¿Lograra crear su propia familia?

 

Cuando el hijo o hija con discapacidad, va pasando las etapas de desarrollo que toda persona tiene, los padres van dando respuesta a las interrogantes que surgieron en algún momento sobre la sexualidad de su hijo con discapacidad. Cabe mencionar que no solo los padres tienen estas inquietudes, sino también a muchas personas que tienen dudas sobre el desarrollo emocional de una persona con discapacidad.

 

Lo primero que hay que tener claro es que todas las personas son iguales a las demás, independientemente de sus particularidades. La discapacidad es solamente una de las características que una persona tiene y no por ello es diferente emocionalmente a otra persona. Por lo tanto, debemos saber que en cuanto a fisiología, un adolescente, un joven o un adulto con discapacidad serán igual a cualquier otra persona y por tanto, sentirá las mismas emociones y deseos sexuales.

 

A partir de lo dicho surge una nueva interrogante en la personas sin discapacidad:

 

¿Cómo manifiesta una persona con discapacidad sus deseos sexuales y que se debe hacer?

 

Como se dijo de anteriormente todas las personas somos iguales, y de la misma manera en que usted ha vivido esa etapa de enamoramiento o una relación formal, así lo viviría cualquier persona con discapacidad, de la misma forma  siente, en cuanto a deseos, emociones y necesidades sexuales. 

 

¿A qué edad aparecen estas conductas?

 

En cada joven varía un poco, pero la sexualidad está presente en todas las etapas solo que de diferente manera.

 

Por ejemplo, en adolescentes, podemos observar que manifiestan que les gusta una niña o niño, aunque en ocasiones no lo expresen verbalmente sino con acciones en las que se les notamos su agrado hacia otra persona. Se presentan intercambios de sonrisas o actitudes diferentes de las cuales todos los padres se pueden dar cuenta.

 

En la etapa de la juventud las actitudes también cambian, pero de forma distinta. Notamos mayor interés en el cuidado del arreglo del hijo o hija con discapacidad, incluso interés en hacer pequeños obsequios a la persona que les interesa.

 

Asimismo iniciarán cambios hormonales: en las chicas inicia la menstruación y en los chicos las eyaculaciones. Esto sucederá exactamente igual que en cualquier joven de su edad y sin discapacidad.

 

Respecto al desarrollo biológico, el pediatra es quien debe de orientar a los padres de familia sobre cómo se manifestarán estos cambios en su hijo/a, considerando las implicaciones que pueda tener debido a la discapacidad.

 

En lo emocional sentirán igual que cualquier otra persona.

 

El principal obstáculo al que se enfrenta una persona con discapacidad en este tema es la represión por parte de los padres para abordar el tema de sexualidad. Muchas veces los padres tienen duda de cuál es la manera correcta de hablar sobre temas de sexualidad con los hijos. La mejor manera es pensar en cómo a usted le hubieran explicado a usted sus padres estos temas. En caso de que tenga dudas sobre cómo manejar la información, existe bibliografía que puede ayudarle. Asimismo, el pediatra puede orientarlo  o acudir con un psicólogo para saber qué esperar en la etapa que se encuentra su hijo y cómo manejar la situación.

 

El hecho de percibir a una persona con discapacidad como eternos niños, se debe a que como hemos vivido un retraso generalizado en su desarrollo, pensamos que también sus deseos sexuales se retrasarán o nunca aparecerán. Sin embargo, nos encontraremos con que su desarrollo biológico si corresponde a su edad cronológica.

 

También es muy importante que los padres lleguen a acuerdos del manejo de cada etapa de desarrollo de su hijo y de cómo perciben que será su vida adulta. 

 

Este otro importante tema que no solo es exclusivo para cierto grupo de la sociedad, las personas con discapacidad también tenemos sentimientos y emociones, y es momento de ver la sexualidad para las personas con discapacidad como un mito, sino como una realidad.

Turismo accesible, turismo para todos

turismo accesible

Esta semana en nuestro país muchos gozamos de un periodo de vacaciones. En este periodo muchas personas tienen la oportunidad de visitar muchos lugares turísticos.

Entre estas personas nos encontramos un buen número de personas con discapacidad que visitamos  algún lugar turístico, pero nos vimos afectados por la poca accesibilidad que estos disponen, lo que hace que no se pueda disfrutar de todos los servicios que estos lugares ofrecen para “todas las personas”.

Es momento de dar a conocer más el Turismo Accesible

¿Qué es turismo accesible?

La vinculación entre accesibilidad y turismo es relativamente reciente y su actual significado implica el planeamiento, diseño y desarrollo de actividades para el ocio y el tiempo libre de manera que puedan disfrutarlos todas las personas, y no solamente verlo como un turismo solo para  un  grupo de personas en particular. Por ello el turismo accesible no es un “turismo para discapacitados”, sino un “turismo para todas las personas”.

El turismo accesible, en consecuencia, implica un turismo para todos y establece pautas de integración respecto de las actividades recreativas, turísticas y culturales ya sea para personas con y sin discapacidad, y su grupo familiar, amigos o allegados; teniendo como especial objetivo una  verdadera integración física, funcional y social de las personas con discapacidad, planificando un futuro sin barreras.

Hay dos causas principales que fundamentan la existencia del turismo accesible. Una de ellas involucra un sentido de justicia social, de solidaridad, de conciencia y sensibilidad, la segunda implica consideraciones económicas (las dos tienen la misma validez)

1- La persona con discapacidad deben poder integrarse a su grupo de pertenencia y al medio en el que desea desenvolverse, sin que existan barreras que impidan o dificulten el desarrollo de sus actividades en su entorno social y físico, ya que ese es su derecho.

Un importantísimo cúmulo de tratados internacionales, la Constitución Nacional, Ley de Equiparación de Oportunidades, establecen y garantizan las condiciones de igualdad de las personas con discapacidad, en el goce de sus derechos civiles y en el ejercicio de las actividades que desempeñan.

Entonces surgen las interrogantes: ¿Por qué razón estaría exento el turismo de este marco legal? ¿No tiene acaso una persona anciana, una embarazada, una persona con discapacidad motora a disfrutar de los atractivos naturales y/o culturales de un determinado lugar geográfico, si así lo deseara? ¿No puede acaso un cuadripléjico ver salir el sol detrás de una montaña en la cordillera? ¿No tiene derecho un ciego a bañarse en un lago o a oler la fragancia de una flor?

Todas las personas, sin discriminación alguna, deben tener la oportunidad de participar de actividades turísticas y disfrutar de los beneficios que estas ofrecen: además del descanso y el relajamiento que mejoran la salud y nos alejan de las tensiones cotidianas, y de la posibilidad de recrear los vínculos familiares y colmarnos de nuevas vivencias, el turismo nos permite mejorar nuestra calidad de vida en los aspectos psicológicos y abre nuestra mente a nuevas alternativas.

El turismo accesible no hace más que constituir un acto de justicia hacia todas aquellas personas que por el solo hecho de tener alguna discapacidad, se encuentra frente a barreras físicas, sociales y comunicacionales que le dificultan el libre goce de su tiempo libre. El turismo accesible es un derecho que hace a la dignidad y realización humana de las personas con discapacidad, y una obligación para toda la sociedad.

2- El otro fundamento para el turismo accesible se encuentra en la demanda potencial de bienes y servicios turísticos que implica la consideración de los turistas con discapacidad

La Organización Mundial de Turismo prevé un permanente incremento en el mercado turístico mundial en cual se encuentran personas con discapacidad que serán futuros turistas.

En este contexto, las personas con discapacidad y sus grupos familiares o de pertenencia constituyen un segmento de mercado por demás interesante desde el punto de vista comercial, como demandantes de bienes y servicios turísticos.  Pero, ¿le interesa verdaderamente a alguien competir por este mercado altamente deseable y rentable? Es común considerar erróneamente que las personas con discapacidad “son pocas”, pero en verdad constituyen una porción más que considerable de la sociedad y en consecuencia un porcentaje importante de la demanda turística.

El turismo y el desarrollo de las actividades recreativas deben apuntar también a las personas con discapacidad, no sólo por motivos sociales sino también porque es un buen negocio. Para esto, deben desarrollarse planes estratégicos competitivos que ofrezcan nuevos productos y servicios, creen atractivos novedosos, diversifiquen la oferta y proporcionen una mejor calidad de servicio, sin exclusiones.

Por supuesto que para ello hay que invertir: por ejemplo, hoteles y establecimientos turísticos renuevan periódicamente sus instalaciones, y las tareas de adaptación a las necesidades de personas con discapacidad pueden ser parte de esa renovación.

No olvidemos también que se necesitan leyes que hagan cumplir y valer lo anterior, en diciembre de 2013, fue presentado en la Asamblea Legislativa, un anteproyecto de ley de turismo accesible, por el joven Gerardo Schonenberg y el diputado David Reyes, el cual aún no ha sido aprobado y del cual se espera que sea un insumo para mejorar el desarrollo del turismo salvadoreño y asegurar los derechos e igualdades de las personas con cualquier tipo de discapacidad. Y así los encargados de los lugares turísticos puedan dar paso a mejoras en sus infraestructuras.