¿Qué es Microcefalia?

 

La microcefalia es un trastorno neurológico en el cual la circunferencia de la cabeza es más pequeña que el promedio para la edad y el sexo del niño. La microcefalia puede ser congénita o puede ocurrir en los primeros años de vida. El trastorno puede provenir de una amplia variedad de condiciones que provocan un crecimiento anormal del cerebro o de síndromes relacionados con anormalidades cromosómicas.

Las enfermedades que afectan el crecimiento cerebral pueden provocar un tamaño de la cabeza más pequeño de lo normal. Esto incluye infecciones, trastornos genéticos y desnutrición grave.

Algunos niños con microcefalia tendrán inteligencia y desarrollo normal, a pesar de que la cabeza siempre será pequeña para su edad y sexo. Sin embargo, dependiendo de la causa y la gravedad de la microcefalia, las complicaciones pueden incluir

–       Retrasos del desarrollo, como en el habla y el movimiento

–       Dificultades con la coordinación y el equilibrio

–       Enanismo o la baja estatura

–       Distorsiones faciales

–       Hiperactividad

–       Retraso mental

–       Convulsiones

Los trastornos genéticos que causan microcefalia abarcan:

  • Síndrome de Cornelia de Lange
  • Síndrome del maullido de gato
  • Síndrome de Down
  • Síndrome de Rubinstein-Taybi
  • Síndrome de Seckel
  • Síndrome Smith-Lemli-Opitz
  • Trisomía 18
  • Trisomía 21

Casi siempre, la microcefalia se diagnostica en el momento del nacimiento o durante los controles del niño sano. Si usted cree que el tamaño de la cabeza del bebé es demasiado pequeño o no está creciendo normalmente, es mejor consultar con él o la pediatra del bebe.

Además de una cabeza pequeña perceptiblemente más pequeña, los siguientes son los síntomas más comunes de la microcefalia.

  • Lloro estridente
  • Pobre alimentación
  • Convulsiones
  • Aumento de movimiento de los brazos y las piernas (espasticidad)
  • Hiperactividad
  • Discapacidad intelectual
  • Complicaciones en el desarrollo físico

 Normalmente no hay ningún tratamiento específico para la microcefalia. Debido a que la microcefalia es una enfermedad que dura toda la vida y no se puede corregir, el manejo de la enfermedad incluye potenciar al máximo las habilidades de los niños en la casa y en la comunidad. Los refuerzos positivos animan a los niños a reesforzar su estima personal y promover la independencia tanto como sea posible.

El alcance total de la microcefalia no se entiende por completo justo después del nacimiento, pero puede desvelarse a medida que el niño crece y se desarrolla.

Un niño que nace con microcefalia necesita exámenes físicos frecuentes y pruebas de diagnóstico hechas por un médico que siga el desarrollo de la cabeza a medida que él o ella crezcan. El equipo médico trabaja con la familia del niño para proveer educación y guía para mejorar la salud y el bienestar mental y físico del niño.

Los menores que padecen esta enfermedad, suelen vivir igual que cualquier otra persona sana, me refiero a los mismos años, siempre y cuando el niño siga un tratamiento y no se presenten otras complicaciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s